Red, la película

“Red” es toda una sorpresa en el panorama del entretenimiento por el tratamiento de la menstruación y el paso a la adolescencia.

La protagonista, Meilin Lee (Mei), es una niña entregada a su familia (de ascendencia china) y, sobre todo a su madre, y que debe decidir entre seguir siendo una “niña de mamá” que respeta las tradiciones familiares o toda una adolescente entregada a sus amistades y a sus aficiones.

La película es una alegoría de la menarquia y el paso a la pubertad de Mei, y por tanto, se habla abiertamente de SANGRADO y COMPRESAS y un sinfín más de metáforas: color rojo, cambios corporales, cambios de humor, incomprensión, despertar sexual, transgresión corporal… La menstruación es un tabú que ya rompió Disney en el corto “La Historia de la Menstruación” (1946), que mencionaba por primera vez la palabra “vagina”.

Toda esta exposición de la menstruación en “Red” ha despertado cierto rechazo entre la crítica patriarcal por considerarlo “desagradable” e “incómodo” y alegando que está creada para un público muy específico y con el que no se sienten identificado: ¿Creen que el film tiene un target limitado si aborda un proceso natural que le ocurre al 51% de la población?¿Se sentían más identificados cuando en las películas de esta factoría eran los coches y los juguetes quienes hablaban?

Volvamos a lo importante. La directora es Domee Shi, la primera mujer en dirigir una película de Pixar. Además, los equipos de guion y de producción son enteramente femeninos. Y eso se nota en el tratamiento de la trama y en la creación de los personajes.

“Red” trata también sobre la amistad: las amigas de Mei son una muestra total de sororidad y relaciones sinceras, divertidas y desinteresadas: expresan los cambios en las mujeres durante la pubertad sin ñoñerías, el proceso de madurar juntas, las aficiones compartidas, y el apoyo mutuo. También, acabamos de saber que Pixar, en la ficha del personaje de Miriam, la define como un personaje trans.

Diversidad corporal, étnica y sexual, bullying, presiones familiares, madurez… ¿Os parecen pocos motivos para ver esta película?

¡Comparte si te ha gustado!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *